EL PROPÓSITO VITAL PARA GÉMINIS

EL ZODIACO: GEMINIS

              

“Conócete a ti mismo” con esta frase inscrita en el templo de Delfos, fácil de pronunciar pero no tan fácil de conseguir, Sócrates enseñó que el sentido de la misma es reconocer nuestros limites, nuestra ignorancia y  que la virtud reside en el conocimiento.

 

Conocimiento al que podemos acceder a través de la Astrología, que, en su esencia afirma que el Universo y nosotros estamos unidos formando una estructura, con unos contenidos y significados que me ayudan a responder a las eternas preguntas sobre quién soy y a dónde voy.

 

Con las Flores de Bach, podemos manejar, transformar y elevar la vibración energética de nuestros planetas internos y a su vez, superar los estados de ánimo negativos asociados a los mismos y que son propios del ser humano: la impaciencia, culpa, dispersión, inseguridad, complejos, depresión, tristeza, angustia, dudas, ansiedad, etc. en positivos, contribuyendo a restaurar el equilibrio psicoemocional de la persona.

 

Estamos en el mes de Junio y el signo es Géminis: signo de aire que valora todo lo que sea relación y movimiento. Aquí comienza el experimento, el intercambio, el conocimiento y la información.

 

Los gemínanos tienen curiosidad por saberlo todo, pero no para quedárselo, sino para transmitirlo, necesitan relacionarse con otras personas para poder contar lo que aprenden.

 

                                       LOS GEMELOS

La frase clave que define y que a su vez es real para la persona siendo el dominante de la psicología de Géminis es “yo pienso”.

 

Su símbolo está reflejado por dos niños, los Gemelos, que representan una mentalidad doble: es decir, alguien que ve los dos lados de una cuestión y muchas veces puede compartir la opinión de la persona con la que está en ese momento y luego modificarla cuando está con otra que piensa lo contrario y se interesa con entusiasmo por cada nueva idea que se presenta.

                                    

Variación, experimentación, combino, nuevas variantes, nuevas posibilidades, uno y separo, conecto y desconecto. Lo que valora es que haya información, para enriquecerse, variar, recombinarse y hacerla circular de nuevo.

 

                              LA MARIPOSA DEL ZODÍACO

Es la mariposa del zodiaco, porque revolotea de una experiencia a otra recabando información, conectando cosas que a los demás les resultan imposibles de asociar. Le gusta probar, experimentar lo nuevo, todo para divertirse.

 

Comunicativo, sociable, curioso, adaptable, cambiante, disperso, puede abarcar varias cosas a la vez. Voluble, inconstante, le gusta leer varios libros a la vez y tiene muchos grupos de amigos.

Tiene esta cualidad, puede pensar en más de una cosa al mismo tiempo: pensar en una, hablar de otra y hacer una tercera.

 

MERCURIO 

Es el planeta  regente de Géminis, indica nuestra manera de pensar y forma de comunicarnos.

Géminis es el signo más rápido de todos. Con una capacidad de asociación vertiginosa: es el primero que entiende cualquier cosa, porque de inmediato hace asociaciones. Tiene como normas a la lógica y a la razón.

 

Ama las palabras: tiene capacidad de explicación, con buen uso de ellas y puede pensar cualquier cosa, porque el proceso mental es muy independiente del proceso emocional y del cuerpo.

 

Aborrece el estancamiento intelectual y por eso leen mucho; son personas ocurrentes, buenos  conversadores y con gran sentido del humor.

 

Su naturaleza básica es  la del vendedor, interprete o comunicador.

 

Fortalezas: sociable, activo, locuaz, divertido, curioso, ocurrente, literario.

 

Debilidades: contradictorio, disperso, inquieto, distraído, inconstante, variable.

 

Necesita aprender: a calmar la mente, dejar de coleccionar datos, nombres e ideas, disfrutar del silencio y la ternura del corazón, que implica un compromiso con los propios sentimientos.

Parar el discurso mental, para así escuchar las demandas del alma y expresar su propio criterio sin importarle nada más.

 

 

FLORES DE BACH

La esencia floral Cerato, pertenece dentro de la clasificación que hizo el Dr. Bach al Grupo II, “los que sufren de incertidumbre” y, está relacionada con la psicología de la persona Géminis.

 

                                      CERATO

El Dr. Bach, decía que aquellos que necesitan Cerato, son personas que no confían suficientemente en sí mismos a la hora de tomar sus propias decisiones. Los que continuamente buscan el consejo de los otros y, con frecuencia, son mal guiados (Los Doce Sanadores).

 

La persona Géminis, está bastante informada, tiene una inteligencia aguda y opiniones definidas. Simplemente duda de sus propias elecciones y capacidades; Por eso y porque tienen una verdadera avidez de información sobre cualquier tema, están constantemente pidiendo el consejo de otros.

 

De hecho no desecha ninguna opinión, todas son interesantes y  admira a cualquiera que sabe lo que quiere; tanto es así que pueden llegar a imitarle, teniendo una gran habilidad para la mímica y adoptando rasgos de comportamiento propios de la última persona con la que han estado.

 

La psicología geminiana les hace ser muy curiosos y probarán cualquier cosa por seguir un consejo o una recomendación. Volubles, parlanchines, faltos de concentración, siempre están preguntando, pero temen ser obligados a manifestar su propia opinión.

 

                              ACCION TERAPEUTICA

 

La esencia floral Cerato, le da confianza en si mismo y en su propia capacidad de decisión y ejecución.

Ayuda a la persona a cultivar la serenidad para así evitar ir a remolque de sus cambiantes estados de ánimo e indecisión para abrazar una causa u otra, una profesión u otra.

 

Cerato le da capacidad para contactar con las emociones y para ello cuenta con herramientas como es dejarse guiar por la intuición o prestar más atención a los sueños, realizar actividades como el tai-chi, yoga, ejercicios de respiración o la meditación que son útiles y, a la persona Géminis le da autocentramiento.

 

Carmen López Vázquez